¿La Biblia enseña que somos dioses?

 

“Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois?” – Juan 10:30-39

No se debe usar este texto para apoyar la idea de que somos (o podemos volvernos) pequeños dioses, pues semejante interpretación va en contra del contexto global. Jesús no está hablando a panteístas (que creen que Dios es todo y que todo es Dios) ni a politeístas (que creen en muchos dioses). Más bien, se dirige a monoteístas estrictos judíos que creen que sólo el Creador del universo es Dios. Así que su declaración no debe ser arrancada de este contexto monoteísta y tergiversada en sentido panteísta o politeísta.

Se debe entender la declaración de Jesús como parte de su razonamiento total aquí, el cual es un argumento con más razón: “Si Dios llamó aun a los jueces humanos ‘dioses’, ¿con cuánta más razón puedo llamarme el Hijo de Dios?” Cristo acababa de proclamarse uno con el Padre, diciendo: “El Padre y yo uno somos” (10:30). Los judíos querían apedrearlo porque pensaban que Cristo blasfemaba, haciéndose igual a Dios (vv. 31-33).Jesús respondió citando Salmo 82:6, que dice: “Yo dije: «Vosotros sois dioses».” Así que, argumentó Jesús, si a los humanos se les podía llamar “dioses”, ¿por qué no se puede llamar “Dios” al Hijo de Dios?

Nótese que no todos son llamados “dioses”, sino sólo una clase especial de personas, a saber, los jueces acerca de los cuales Jesús dijo que son “aquellos a quienes vino la palabra de Dios” (v. 35). Jesús mostraba que si las Escrituras del Antiguo Testamento podían dar algo de estado divino a jueces divinamente nombrados, ¿por qué debía resultarles increíble que él se llamara el Hijo de Dios?

Aquellos jueces eran “dioses” en el sentido de que estaban en el lugar de Dios, juzgando aun asuntos de vida y muerte. No se les llamaba “dioses” porque eran seres divinos. De hecho, el texto que cita Jesús (Sal 82) continúa diciendo que eran sólo “hombres” y que morirían (v. 7).También afirma que ellos eran “hijos del Altísimo”, pero no porque eran de la esencia de Dios mismo.

Es posible, como creen muchos eruditos, que cuando el salmista Asaf les dijo a los jueces injustos: “Vosotros sois dioses”, hablaba con ironía. Decía:”Os he llamado “dioses”, pero en realidad moriréis como los hombres que son en realidad.” De ser así, cuando Jesús aludió a este salmo en Juan 10, decía que el nombre que se les dio a los jueces israelitas en ironía y enjuicio, a él lo describía en realidad. Jesús ofrecía una defensa de su propia deidad, no de la deificación del hombre.

En fin, no somos dioses, ni demonios, solo somos humanos.

https://www.gotquestions.org/Espanol/vosotros-sois-dioses.html

 

2 thoughts on “¿La Biblia enseña que somos dioses?

  1. Hay que entender algo muy importante que la iglesia en general no ha captado en la Biblia. Se interpreta mal el Nuevo Testamento. Cosas muy importantes y con muchas implicaciones no se reconocen. Por ejemplo, todas las enseñanzas de Jesús en los evangelios no son para todos nosotros, pues el Señor predicaba el evangelio del reino que iba dirigido al pueblo judío. Todo en los evangelios se debe interpretar en el contexto de aquellos tiempos y en el lugar donde se predicó.

    No cabe duda que mucha doctrina que enseñó el Señor Jesús es para todos, pero muchas cosas que no aplican a nosotros.

  2. El evangelio que el Señor Jesús enseñó a sus discípulos era inicialmente solo para ellos. En Mateo vemos que cuando los doce apóstoles fueron comisionados recibieron del Señor instrucciones estrictas. No debían ir a hablarles a los gentiles sino solo a los judíos (Mateo 10:5). Cuando la mujer cananea fue a Jesús (no siendo judía) y le pidió socorro, el Señor le dijo que no estaba bien echar la comida de los hijos a los perrillos. Los hijos se refiere a los judíos, y los perrillos en ese tiempo éramos los gentiles.

    Algo para meditar

Comments are closed.