¿El Reto de Marcos 16:17-18?

Love is in the air ♪♫

“Si de verdad crees en la Biblia y el Cielo entonces ¿por qué no te tiras de un precipicio? De esa manera nos convencerás de que tu Dios existe si te salva milagrosamente y si no lo hace entonces te irás más rápido al cielo.”

Aunque no lo crean estos son solo algunos de los típicos comentarios que algunos ateos llenos de “amor” les sugieren a los cristianos. A veces hasta citan Marcos 16 y usan el personaje del Jigsaw de la película “El juego del miedo” para invitarnos a tomar bebidas venenosas o serpientes en nuestras manos como prueba de nuestra fe en Dios. Obviamente, el cristiano que conoce su Biblia le diría “no gracias” al fanático anticristiano que le desea la muerte por las siguientes razones:

  1. Problema. Al igual que los atheus el mismo Satanás también desafió a Jesucristo diciéndole que si era el Hijo de Dios que se echara de un edifico para ver si Dios hiciera algún milagro para impedir su muerte. Sin embargo, Jesús no lo complació porque arriesgar nuestras vidas para buscar la atención y aceptación de los hombres mediante lo espectacular es tentar a Dios (Deuteronomio 6:16). Con esta actitud, Jesús nos enseñó que querer y creer que podemos ordenar a Dios a que haga los milagros que a nosotros se nos ocurran no es correcto porque ignora la soberanía de Dios quien no puede ser manipulado sino confiado.

Otro detalle interesante de esta tentación es que así como Satanás cita de manera distorsionada la Biblia y sacándola fuera de contexto para inducir a Jesucristo a demostrar su deidad a través de un milagro, varios ateos (como el Antiheroe) también hacen lo mismo cuando apelan a pasajes bíblicos tales como Juan 14:12 lo que demuestra que una persona puede tener en su cabeza conceptos bíblicos mientras que su corazón está en plena enemistad con Dios y con todo lo divino (2 Pedro 3:16; Santiago 2:19)

https://www.youtube.com/watch?v=-MffSZFi9kQ

Dios promete protección en el peligro, pero eso no significa que debemos crear el peligro y colocarnos en una situación amenazante para ponerlo a prueba con escepticismo pues eso no sería fe sino desconfianza. Además, Jesús mismo hizo muchos milagros durante su vida terrenal y aun así lo crucificaron. Por tanto, el cristiano no tiene que demostrar nada porque el que no quiere creer, nada le convencerá y siempre buscará toda clase de excusas para negar cualquier milagro de Dios (Vea Lucas 11:29 y Lucas 16:27-31).

  1. Problema. La construcción del versículo en el griego original de Marcos 16:15-18 utiliza “cláusulas condicionales” y la palabra “SI” les pasara estas cosas indica que no se está hablando de cometerlas en forma intencionada sino de manera forzada o por accidente. Por tanto, según el contexto, Marcos 16 no provee ninguna justificación para que los cristianos voluntariamente tomen porciones venenosas o manejen serpientes.

De hecho, el mismo Pablo no anduvo poniendo sus manos en canastas de serpientes para demostrar su espiritualidad, sino que sin darse cuenta fue mordido por una serpiente venenosa y Dios lo protegió de manera sobrenatural (Hechos 28:3-5). Lo mismo se puede decir con relación a los demás milagros mencionado en el pasaje.

  1. Problema. Aunque tomáramos una bebida venenosa por accidente o voluntariamente eso no significa que no vamos a sufrir daño alguno porque Jesucristo no prometió en Marcos 16 que todos los que creyeren harían milagros como echar fuera demonios, hablar en lenguas o que no serían dañados por serpientes o por ningún veneno mortífero. Los apóstoles por ejemplo hicieron estas señales (milagros) como el libro de Hechos lo informa en varios lugares, pero eso no significa que debía ser la norma para todos los cristianos y en todos los tiempos (Vea 1 Corintios 12:27-31; 2 Corintios 12:12 y Hebreos 2:2-4).

Tampoco debemos buscar la muerte para ir al cielo más rápidamente. Primero porque hacerle daño a nuestro cuerpo físico que es templo de Espíritu Santo es pecado (Éxodo 20:13 y 1 Corintios 3:16-18) y segundo porque Dios es el dueño de la vida y la muerte de las personas por lo que solo Él puede decidir cuándo vamos al cielo. En otras palabras, así como no decidimos cuando llegaríamos a este mundo tampoco nos corresponde elegir cuando partir. Todo es en el tiempo de Dios, no en el nuestro. Dios escoge el día de nuestra muerte, no tú.

En conclusión, tanto el atheus como los falsos cristianos de grupos heréticos y extremistas parecen ignorar que los milagros están sujetos a la voluntad de Dios, no del hombre. Por tanto, es absurdo retar a los cristianos a realizar tales señales ya que el hombre no puede usar a Dios, sino que es Dios el que puede usar el hombre (Hechos 2:4 y 1 Corintios 12:11), saludos.


-Sherlock-


¿Violan los milagros los principios de la lógica?

¿Violan los milagros como la resurrección  de Jesucristo los principios de la lógica?? ¿No convierte eso el Cristianismo en una fe irracional?

Así como muchos ateos no saben diferenciar entre sobrenatural y antinatural tampoco saben diferenciar entre las leyes de la lógica y las leyes de la naturaleza. Las leyes de la lógica NO contradicen los milagros. Pero empecemos primero definiendo términos. Las leyes de la lógica son prescriptivas. Son declaraciones racionales que son verdades universales y definen los parámetros básicos e inevitables del pensamiento humano.  Por otro lado, las leyes de la naturaleza son descriptivos puesto que son un registro de cómo el mundo opera. Las leyes científicas no controlan sino que describen los eventos.

Por tanto, Dios puede alterar las leyes de la naturaleza por voluntad propia porque Él mismo las diseñó. Dios como Creador del universo está fuera, por encima y puede trascender sobrenaturalmente el orden creado porque no está limitado por las leyes de la física que Él mismo creó. Por tanto, si el Creador sobrenatural existe entonces NO es lógicamente imposible que haga milagros sobrenaturales tales como la resurrección de Jesucristo.  En cambio, Dios no rompe (y tampoco podría) las leyes de la lógica porque las leyes de la lógica están basadas en su naturaleza.  Es por eso que solo puede hacer milagros que son lógicamente posibles (como la resurrección) y no eventos que son lógicamente imposibles (como un circulo cuadrado). Asumir que los cristianos creen que Dios hace cosas ilógicas es mal representar su omnipotencia (falacia de hombre de paja).

Además, las leyes de la lógica son inmateriales, inmutables (no cambian) y absolutas porque vienen de un Dios inmaterial, inmutable y absoluto y es por eso sólo pueden venir de un legislador o dador de esas leyes, en este caso, Dios. Por tanto, la existencia de las leyes de la lógica solo tiene sentido en un mundo teísta, no materialista. De hecho, es por eso que el hombre usa la lógica y la razón puesto que está creado a imagen de un Dios racional, lógico y moral (2 Timoteo 2:13; Isaías 1:18 y Romanos 12:1).  También es importante recordar que el que no se entienda el misterio de cómo Dios hace tales milagros NO significa que no las puede hacer (falacia non sequitur-no se sigue) y que la ciencia solo se encarga del estudio natural y no lo sobrenatural. El que la ciencia no toque tema de índole sobrenatural tampoco significa que Dios y los milagros no existan (falacia non sequitur-argumento del silencio). Asumir tal cosa es no saber diferenciar entre ciencia, filosofía y teología.

Como dijo un ex-ateo y gran apologista cristiano de Oxford, “Aquellos que asumen que los milagros no pueden suceder están perdiendo el tiempo mirando al texto pues sabemos de antemano el resultado que ellos encontraran al empezar con sus razonamientos circualres.” – C. S. Lewis (from Miracles, 1947)

http://protestantedigital.com/magacin/40685/Ley_natural_versus_milagro_divino

http://www.miapic.com/contradicen-los-milagros-las-leyes-de-la-l%C3%B3gica

http://infocatolica.com/blog/espadadedoblefilo.php/los-milagros-y-las-leyes-de-la-fisica

-Sherlock-


Refutando a David Hume

“Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro” — Albert Einstein

Se cree que el filósofo escocés David Hume era agnóstico o deísta, sin embargo los ateos usan sus argumentos para tratar de refutar la existencia de Dios. ¿Pero es esto posible? Hume escribió: “Si tomamos en nuestras manos cualquier volumen: de divinidades o de la escuela de metafísica, por ejemplo, preguntémonos, ¿Contiene un razonamiento abstracto acerca de la cantidad o los números? No. ¿Contiene cualquier razonamiento acerca de hecho y existencia? No. Échalo al fuego; porque contiene solamente sofismas e ilusión” {1}

Algunos ateos piensan que Hume ha dado un golpe demoledor y que ha dejado fuera de combate a los creyentes, por lo que ahora están inconscientes en el suelo delante de la estupenda estatura de la ciencia. Si no se puede sostener a Dios en la mano, dice Hume, entonces no se tienen hechos a los cuales aferrarse. Si una declaración no se adapta a las matemáticas («cantidad o números») o la ciencia («hecho y existencia»), entonces debe echarse «al fuego».

El único problema con esta prueba de la verdad es que la misma prueba de Hume no pasa la prueba. La gran declaración de David Hume no es científica, ni tampoco matemática. Si una declaración debe ser producida por la matemática o verificada por la ciencia para que sea verdadera, entonces la misma afirmación de Hume debe ser falsa. Es como aquella historia que usted debe haber leído de niño: El emperador no llevaba ropa, al mismo tiempo que se gloriaba de llevar puesta la mejor tela. {2}

Referencias:

{1} David Hume, Sobre la Naturaleza Humana y el Entendimiento, ed. Antony Flew (Nueva York: Collier Books, 1962), 163

{2} Ravi Zacarías, (Jesús entre otros dioses, pag. 40)

¿Y qué tal su argumento en contra de los milagros?

Hume y el argumento contra los milagros

1) Los milagros no ocurren
2) Como sabemos eso?
3) Porque todos los milagros reportados son falsos
4) Como sabemos eso?
5) Porque existe una experiencia uniforme contra los milagros
6) Como sabemos eso? Porque… (Vaya a la afirmación 1)

Este es un resumen del argumento (o razonamiento circular) planteado por el filósofo David Hume. Para él, “experiencia” se refiere al conocimiento adquirido por medio de los 5 sentidos (la vista, tacto, olfato, etc.), y “uniforme” se refiere a lo que experimentamos normalmente (o lo que se repite una y otra vez.). En realidad, Hume está diciendo que la única prueba o evidencia para saber si un evento ha ocurrido es si lo experimentamos una y otra vez. Por ejemplo, ¿cómo sabemos que el agua se evapora a los 100 grados centígrados? Hume diría porque todas las veces que calentamos agua, vemos que el agua se evapora exactamente a los 100 grados.

Pero ¿y qué tal de eventos o hechos únicos? ¿Eventos que no se repiten una y otra vez? Para Hume, cualquier hecho o evento único nunca puede tener bastante evidencia para ser creído (en otras palabras, debe ser rechazado.) Pero si Hume está en lo correcto, no solamente tendríamos que rechazar la existencia de milagros sino también la existencia de hechos únicos. Un buen ejemplo seria la lotería. Las probabilidades de que alguien gane la lotería son extremadamente bajas. Es más, nuestra experiencia nos dice que si compramos un boleto de lotería lo más probable es que no vamos a ganar. Sin embargo, se han dado casos en que una persona gana el premio mayor (a pesar de que todas las probabilidades y su experiencia estaban en contra de ella.) Pero si seguimos con el razonamiento de Hume, ¡no deberíamos de creer que esta persona ganó la lotería!

Lo mismo podemos decir acerca de hechos únicos en la historia. Aunque estos eventos históricos no se repiten en la actualidad, todos sabemos que ocurrieron. ¿Cómo lo sabemos? Lo sabemos porque al examinar las evidencias históricas nos damos cuenta de que estos eventos en realidad ocurrieron.

“Cuando la gente dice, “No creo en los milagros” Yo les digo, “Mira alrededor, vives en uno.” -Frank Turek


¿Puede un milagro convencer a un ateo de la existencia de Dios?

¿Puede un milagro convencer a un ateo de la existencia de Dios?

¿Afirmaciones Extraordinarias requieren de Evidencia Extraordinaria?

Si el Dios de la Biblia hiciera el milagro que un ateo exigiera para aceptar su existencia solo podría ocurrir tres cosas: La primera es convertirse en cristiano y contar su testimonio a sus amigos ateos de que ahora cree en Dios aunque lo más posible es que sus amigos no le crean. Sin embargo, la incredulidad de sus amigos no demuestra que su experiencia sobrenatural o revelación milagrosa sea falsa. Lo mismo se puede decir de toda experiencia sobrenatural que ha tenido el cristiano a través del nuevo nacimiento espiritual. Como bien dice Graham Greene, “Dios no deja de existir cuando los hombres dejan de creer en Él”

La segunda, no dejaría de ser ateo. Como dijo el filósofo C.S. Lewis, “Ver no siempre es creer” por lo que un fanático ateo siempre buscará una excusa para negar su existencia sin importar cuanta evidencia se le ponga por delante. Si viera un milagro posiblemente diga que estaba alucinando, que fue un truco mágico, holograma, extraterrestre, algún problema mental que tiene o que no sabe pero que seguramente la ciencia tendrá una respuesta que no sea Dios demostrando así su subjetividad y deseo de no querer creer en Dios.

En otras palabras, “Estos ignoran VOLUNTARIAMENTE, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra…” (2 Pedro 3:5-7) o dicho de otra manera, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

De hecho, algunos ateos hasta preguntan que si Dios es real entonces ¿por qué Dios no baja del cielo y viene a la tierra para que crea en Él? Lo que desconoce el ateo ignorante en teología cristiana es que Dios ya lo hizo a través de Jesucristo quien hizo muchos milagros y aun así muchos no creyeron en El sino que mas bien terminaron crucificándolo. Por tanto, no toda persona está dispuesta a aceptar la verdad, aunque sea demostrada a través de milagros.

Es por eso que cuando el rico del infierno le pidió a Abraham que le enviara a alguien que predicara a sus hermanos para que no terminaran en el mismo lugar de tormento que se encontraba, Abraham le respondió diciendo, “Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.” (Lucas 16:19.31). También tenemos el ejemplo del mismo Jesús cuando fue llevado ante Herodes y este se puso muy contento para ver si Jesús le hiciera algún milagro. Pero Jesús no lo complació porque sabía que no estaba realmente interesado en la verdad sino en la burla y el entretenimiento (Lucas 23: 8, 9).

Después de todo, ya Dios ha hecho evidente su existencia y si la misma creación lo cual es el milagro más grande de todos (incluso más que devolverle a un hombre su pierna amputada) no es suficiente para demostrarle a un ateo de la existencia de Dios entonces ninguna evidencia lo convencerá. En otras palabras, ¿qué clase de evidencia le convencería a un ateo de que hay un Dios que dice que ya tenemos suficiente evidencia de su existencia? NINGUNA pues como dijo el gran pensador Agustín de Hipona, “Para el que quiere creer tengo mil razones, pero para el que no quiere creer no tengo ninguna.”

Por último, la tercera es que podrá aceptar su existencia pero eso no significa que le servirá y dejara sus pecados. Esto es admitido por muchos ateos. Al contrario, hay muchos misoteístas que son ateos de boca pero no de corazón y que muestran su odio específicamente al Dios cristiano porque saben que es el verdadero y que serán juzgados por Él si no se arrepienten de sus pecados (2 Pedro 3:3).

En fin, “Dios no forjo nunca milagros para convencer a los ateos, porque sus obras ordinarias lo demuestran” – Francis Bacon (“Essays”, 16. “Atheism”), célebre filósofo, abogado, escritor, padre del empirismo filosófico y científico.

 

http://www.miapic.com/afirmaciones-extraordinarias-requieren-evidencias-extraordinarias

-Sherlock-


¿Es un razonamiento circular usar la experiencia espiritual como prueba de que existe Dios y por ende un argumento inválido?

¿Es un razonamiento circular usar la experiencia espiritual como prueba de que existe Dios y por ende un argumento inválido?

 

“El Creador se hizo parte de Su creación para que podamos experimentar la salvación.” – Eric Hovind

1. Problema. En lógica, no todo circulo (dialelo) es falaz. Así como hay círculos viciosos que son falaces porque son arbitrarios y consisten en una petición de principio también hay círculos virtuosos que no son falaces porque hay fenómenos que sólo se pueden explicar de forma circular ya que se retroalimentan. Por ejemplo, ¿acaso puede una persona demostrar que es una persona racional sin usar la razón o demostrar que es una persona fuerte sin usar su fuerza? No. Eso sería absurdo. ¿Puede una persona demostrar que es una persona lógica sin usar la lógica? Tampoco, porque eso solo se puede hacer circularmente. Lo mismo se puede decir de las experiencias espirituales.

https://es.wikipedia.org/wiki/Dialelo

https://answersingenesis.org/es/cosmovision/razonamiento-circular/

2. Problema. La experiencia humana es el argumento o la evidencia interna de que se puede conocer y saber que Dios existe a través de una experiencia inmediata. Los filósofos llaman esto creencias propiamente básicas tales como la realidad del mundo externo, la existencia del pasado y otras que también están basadas en nuestras propias experiencias personales.

Sin embargo, aunque son básicas eso no significa que son arbitrarias. Como dice el filósofo, el Dr. William Lane Craig, “Esto indica que si usted verdaderamente busca de corazón a Dios entonces Dios hará su existencia evidente para ti.” En otras palabras, si Dios existe y está interesado en nosotros entonces es obvio pensar que Dios se convertirá en una realidad inmediata en nuestras vidas y que estamos siendo racionales en pensar que tales experiencias son verdaderas. A menos que alguien pueda demostrar y darnos buenas razones de lo contrario.

https://www.youtube.com/watch?v=ZJRaR53dn5E

3. Problema. Si usted no es una persona cristiana entonces ¿cómo puede saber que el Dios de la Biblia es el verdadero? Fácil, experimentándolo por ti mismo. En otras palabras, aunque se puede utilizar evidencias externas las cuales incluye elementos como la historia, arqueología, profecías cumplidas y la filosofía, no hay mejor evidencia que una experiencia personal con Dios mismo.

Un buen ejemplo de esto es la analogía de la comida. ¿Alguna vez han escuchado la frase “La prueba del pudín consiste en comer”? Si usted conoce a una persona que por ejemplo nunca ha probado chocolate ¿cómo esa persona puede saber que el chocolate es dulce? La mejor forma es probándolo. Lo mismo se puede decir del Dios cristiano (Salmo 34:8; Salmo 119:103; Job 23:12 y Juan 6:35). Por tanto, ¿por qué creemos en el Dios de la Biblia? No solo porque la Biblia lo dice sino porque hemos sido convencidos por experiencia propia (2 Timoteo 3:14-17 y 2 Pedro 1:16-21).

4. Problema. En realidad son los ateos los que mayormente cometen razonamientos circulares como cuando dicen que las oraciones no funcionan, que nadie en el mundo ha tenido experiencias con Dios o que los milagros no ocurren simplemente solo porque ellos lo dicen sin demostrarlo. Aunque es cierto que algunas de esas experiencias pueden ser sólo emocionales y no espirituales eso NO significa que todas sean falsas (falacia non sequitur).

En conclusión, ningún ateo ha probado el nuevo nacimiento espiritual que produce el Dios cristiano en sus vidas porque si lo hubiesen experimentado es obvio que no serían ateos. En cambio, aquel que es verdaderamente cristiano (incluyendo los ex-ateos como C.S. Lewis, Ravi Zacharias y Lee Strobel) no sólo dicen haber experimentado el poder de Dios sino que también afirman que es lo mejor que ha ocurrido en sus vidas.

 


¿La única prueba que tienen los creyentes de que Dios existe es la Biblia?

¿La única prueba que tienen los creyentes de que Dios existe es la Biblia?

“Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio.” – Romanos 1:20

En primera, el ateo que diga que la única prueba que tienen los creyentes de que Dios existe es la Biblia comete la falacia de evidencia incompleta, conocida también como supresión de pruebas, al ignorar que los cristianos no solo apelamos a la Biblia la cual ha sido demostrada verdadera con la historia, la ciencia, la arqueología, las profecías cumplidas y la apología sino que durante siglos también se ha demostrado la existencia de Dios con varios argumentos teístas tales como el argumento de la contingencia, el Kalam, teleológico, ontológico, moral objetiva y muchos otros.

Y segundo, la tonta afirmación parece asumir que el Cristianismo es la única religión que existe en el mundo cuando también hay muchos otros creyentes que creen en Dios sin creer en la Biblia.

¿A qué se debe esto? La razón es obvia. Así como no se necesita un libro para saber que una pintura tiene un pintor o que un reloj tiene un relojero tampoco se necesita la Biblia para demostrar que Dios existe ya que la misma creación es prueba de que hay un Creador.

Como dijo un gran cientifico, “Hay dos libros ante nosotros para estudiar y para prevenirnos de caer en el error; la primera, el volumen de las Escrituras la cual nos revela la voluntad de Dios y luego el volumen de las Criaturas la cual expresa Su poder” – Sir Francis Bacon, científico y filósofo,
saludos.

“En el analisis final, una persona no se convierte al cristianismo porque faltan argumentos, sino porque ama más las tinieblas que la luz y no quiere tener nada que ver con Dios.” – Dr. William Lane Craig, apologista y filósofo cristiano

http://www.reasonablefaith.org/spanish/36-Argumentos-a-Favor-de-la-Existencia-de-Dios

-Sherlock-


¿”No creo en tu Dios porque no hay evidencia de su existencia.”?

¿“Dame pruebas de que tu Dios existe.” “No creo en tu Dios porque no hay evidencia de su existencia.”?

En primer lugar, es contradictorio e hipócrita que un ateo exija evidencias a otros cuando él mismo no cuenta con ninguna evidencia para apoyar su propia postura. Esto se hace obvio y evidente cuando se le voltea la pregunta y enseguida tratan de evadir cobardemente la carga de prueba o cuando admiten que no tienen evidencia. Por tanto, siguiendo su propia “lógica”, si no son creyentes porque según ellos no hay evidencia que demuestra la existencia de Dios entonces tampoco deberían ser ateos ya que no hay evidencias de que no hay Dios.

Segundo, hay varios argumentos que los apologistas cristianos siempre han presentado a través de los siglos a favor de la existencia de Dios. Lo que no hay son argumentos a favor del ateísmo y mucho menos evidencias. Sin embargo, el problema aquí es que el fanático ateo indispuesto de mente cerrada no acepta ninguno pues como dice el gran filósofo Agustin de Hipona, “Para el que quiere creer tengo mil razones, pero para el que no quiere creer no tengo ninguna.”

Tercero, como cristianos creemos que no tenemos que probar la existencia de Dios y que la pregunta del ateo es absurda e ilógica ya que eso sería como preguntar qué pruebas hay de que existe un relojero pues así como el reloj es evidencia de que hay un relojero (lo hayas visto o no), la creación misma también es prueba de que un Creador (lo hayas visto o no).  Por tanto, la evidencia de Dios es el universo entero y la vida misma. Negar esta realidad como hace el fanático ateo militante sólo demuestra una expresión de deseo y una fe ciega sin evidencias.

Pero claro, nunca falta el deshonesto atheus que grite “Eso es una falsa analogía”

¿Falsa analogía? En ninguna manera, NO es una falsa analogía porque ambas tienen marcas de diseño, complejidad y orden las cuales demuestran lógicamente un diseñador inteligente. La diferencia está en que la naturaleza tiene mucho más complejidad, orden y marcas de diseño que un reloj por lo que así como es una locura y una necedad decir que un reloj no tiene un relojero es mucho más irracional y absurdo decir que la creación no tiene un Creador, saludos.

“Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio.” – Romanos 1:20

-Sherlock-

 


El Argumento de la Estética (belleza)

Una forma deductiva y resumida de presentar el argumento de la belleza es de la siguiente manera:

  1. Sin Dios no existe la belleza objetiva

Pues sin Dios la belleza, al igual que la moral, tambien seria subjetiva y no habria necesidad de decir que algo o alguien es bello o no si todo es relativo o cultural.

Es decir, no tiene caso hacer juicios estéticos de caracter normativ0 en la naturaleza pues no existe una manera para determinar la fealdad y la belleza en forma objetiva, absoluta y universal.

2. Existe la belleza objetiva.

El hombre aprecia la belleza en su alrededor (como el arte, música, literatura, el universo y los seres vivientes) porque nace con un conocimiento innato para distinguir entre la belleza y la fealdad. Además de que se ha comprobado a traves de experimentos cientificos y psicológicos que la belleza es biológica, objetiva, absoluta y universal por lo que se puede medir y saber sus propiedades o atributos en el cuerpo humano y en el resto de la naturaleza sin importar su entorno social o cultural. Este hecho cientifico coincide con la Biblia la cual también habla de la belleza en forma objetiva.

3. Se concluye que Dios existe.

Por tanto, y como decían los filósofos Agustín de Hipona y Tomás de Aquino, entonces ¿de donde viene la belleza? La belleza que observamos objetivamente en el mundo es prueba de un Diseñador inteligente que lo creó de esa manera y un mero reflejo de la belleza inmutable, eterna y perfecta de Su Creador.

Objeciones:

  1. Muchos ateos y feministas (principalmente los activistas de la aceptación de la gordura) creen que la belleza no existe o que es relativa y que por ende sólo está en el ojo del observador.

Sin embargo, durante siglos los grandes filósofos, cientificos y matemáticos de la antiguedad como Aristóteles, Platón, Plotino, Pitagoras, Cicerón, Agustín de Hipona, Tomás de Aquino, Leonardo da Vinci y muchos otros, siempre consideraban la belleza como una cualidad objetiva.

Pero ¿qué pruebas hay de que la belleza es objetiva, innata y universal? ¿Acaso la belleza puede ser medido?  De hecho, sí, a la estetica se le suele llamar “la filosofia del arte” sin embargo la belleza también puede ser medido cientificamente a través de la simetria del cuerpo, proporción áurea, intensidad, orden, armonía, congruencia y unidad. Si tiene estos atributos o propiedades entonces tiene belleza. La fealdad vendria siendo lo opuesto a todo esto. En otras palabras, la belleza tiene su base en la biologia y no en la cultura.

De hecho, los humanos tienen la habilidad de reconocer y apreciar la belleza naturalmente. Esto fue comprobado no sólo en la psicología de Harvard sino tambien en las instalaciones de grupos de investigación sobre atención, percepción, y adquisición del lenguaje de la Universidad de Barcelona. A través de fotos donde aparecian dos personas, una atractiva y otra menos atractiva, los bebés miraban con más tiempo las caras más atractivas al igual que sus padres (los adultos) por lo que Nancy Etcoff, psicologa de la Harvard Medical School, concluía diciendo que “Nadie necesita lecciones de belleza. Incluso los bebés saben reconocerla.”

Tambien hubo un documental en Discovery Channel donde Steven Marquardt, un cirujano plástico y dedicado al estudio de la belleza, formó parte de un grupo de médicos y cientificos para demostrar que todos tenenos una idea común de la belleza. Marquardt realizó el estudio con fotos de diferentes rostros de personas reales de un libro de medicina para que personas de diferentes edades y lugares los pusiera en orden de lo que ellos creen son los más bellos a los menos bellos. Más del 97% los colocó en el mismo orden (Discovery Channel, “Ciencia del sex appeal”). Ivan Mañero, juez de concursos de bellezas, también ha notado que estos juicios estéticos siempre han sido similares en los concursos de belleza a través de los tiempos por lo que ya estas reglas de belleza ya ha pasado de la filosofía a la ciencia y las matemáticas pues existe una geometria abstracta de la belleza que se basa en la biología y que facilita la salud y la fertilidad.

Aunque esto ya lo sabian los antiguos como el gran artista y cientifico Leonardo da Vinci. El Hombre vitruviano de da Vinci por ejemplo demuestra el estudio y las medidas que sirven como “un mapa de la belleza facial y corporal”. En otras palabras, mientras más se acerca este el rostro y la forma corporal del ser humano a la llamada ‘divina proporción’ o sucesión de Fibonacci, más atractiva (o simetrica) es y mientras más lejos está, menos atractivo (o simetrico) es. Por tanto, estos estudios cientificos, médicos y matemáticos demuestran que la belleza puede cuantificarse, que es igual en todos lados y que no está en el ojo del observador como algunas personas sostienen.  Además de que a nadie, sin importar la cultura que sea, encuentra atractivo o cultivador, la piel y el cabello con muchas imperfecciones.

Algunos afirman que en la época del renacimiento, los artistas preferian pintar a las mujeres gordas porque se les consideraban bellas y que eso demuestra que la belleza es algo cultural y subjetiva. Sin embargo, los cuadros de esas épocas antiguas donde el artista como Rubens pintaba a las mujeres obesas no era porque las consideraba hermosas sino porque estaba expresando un reflejo de la crisis económica de su tiempo y la diferencia social donde las mujeres pobres eran extremadamente delgada y sin maquillaje mientras que las ricas eran gordas y maquilladas. De hecho, si nos vamos a años antes de esa época y donde vivían bien se verá que las obras de arte del renacimiento de Rafael y Botticelli eran modelos que no eran obesas.Además, la belleza también esta ligada y sirve para publicitar la salud y la fertilidad. Otros de sus beneficios es que facilita la busqueda de trabajo, la toma de decisiones, el éxito en la vida amorosa y otras ventajas sociales. En términos cientificos a esto se le conoce como el efecto halo. Quizás esto no suene justo pero es la realidad y así como las prisiones demuestran que creemos en una moral objetiva, la percepcion de nuestra sociedad demuestra que creemos en una belleza objetiva. No se trata de que la belleza sea cultural sino que así funciona el mundo porque la belleza tiene marcas biológicas que demuestran la misma.

2. Algunos aceptan que la belleza es objetiva pero sostienen que es solo un accidente del proceso evolutivo, no de la creación de Dios.

Sin embargo, las reglas de la belleza no pueden venir de la evolución porque la biologia es descriptiva, no prescriptiva.  La evolución enseña que los más fuertes sobreviven, no los más bellos y si la belleza viniera de la evolución y la evolución es un proceso que cambia entonces al igual que la moral seria subjetiva, cultural y relativa, no objetiva. Además, como ya se ha demostrado, los humanos tienen la habilidad de reconocer y apreciar la belleza en diferentes areas ya sea en la música, la pintura, la arquitectura, la escultura, el univeso y los seres vivientes. Sin embargo, no hay evidencia de que los simios tienen alguna apreciación de las cosas bellas hechas por el hombre o en la naturaleza sino solo el hombre y como decía el filósofo Agustín de Hipona, ¿de dónde se deriva la noción de la belleza a menos que haya sido “construido” en nuestras mentes y quién lo puso ahí sino Aquel que tiene belleza perfecta e inmutable? (Salmo 27:4)..

El Hombre vitruviano de Leonardo da Vinci muestra el estudio de las hermosas proporciones en el cuerpo humano. Sin embargo no se pueden usar estas medidas de belleza en los gorilas y los chimpancés. El cuerpo humano tiene una belleza anatómica que es muy superior y diferente a la de ellos por lo que no es razonable pensar que la belleza humana vino de estos animales, principalmente cuando no existe un solo gen en nuestro ADN que sea responsable o este relacionado con la belleza.  Lo mismo se puede decir con nuestras facciones fisicas. Biologicamente, el ser humano tiene la habilidad de hacer más de 10,000 diferentes tipos de expresiones emocionales con su rostro. Esto también lo diferencia de los simios los cuales solo pueden hacer muy pocas. Estas diferentes expresiones humanas solo son útiles si solo pueden ser reconocidas y detectables. Estas facciones únicas en los seres humanos tampoco pueden ser explicadas con la evolución porque solo tienen como próposito la comunicación, no la sobrevivencia. Por tanto, la mejor explicación para el origen de las miles de diferentes expresiones humanas no es el proceso evolutivo por el azar sino de un Dios que lo diseñó de esa manera para que el hombre pudiera comunicarse con Dios y con otros.

Además, la capacidad del pensamiento racional y la apreciación por la belleza es lo que esperaríamos del hecho de que los humanos son creados a imagen de un Dios que es infinitivamente racional, moral, creativo y amante de la belleza. Los animales como los simios no muestran estas caracteristicas y no es razonable pensar que surgieron de un proceso ciego, sin dirección, sin propósito y por el azar. Por tanto, la evolución no tiene nada que ver con la belleza. Al contrario, refuta la evolución y el ateísmo y apoya el argumento teleológico. La belleza biológica y el conocimiento innato que tenenos para reconocerla no son un accidente de la naturaleza sino el resultado de un diseño divino. Así que así como los grandes filósofos y cientificos de la antiguedad como Fiboacci, Da Vinci, Tomas de Aquino, Newton, Agustin de Hipona, Aristoteles y otros tenían razon de que la belleza es objetiva también estaban en lo correcto cuando decian que era evidencia de la creación de Dios.

Otros grandes cientificos, filósofos y matematicos como Paul Dirac, Erwin Schrodinger y muchos otros tambien afirman que la belleza se encuentra en los seres vivientes sino tambien en el universo y en forma objetiva, no subjetiva. El filósofo agnóstico Bertrand Russell también veía belleza en las matemáticas pero no lo veia como un argumento válido para la existencia de Dios sino que simplemente se lo atribuye al hombre. El problema de esto es que el hombre no inventa la belleza que vemos en las matemáticas sino que como ya se ha comprobado solo las descubre. Como decia el filósofo Agustin de Hipona, el hombre es solo espectador y no el creador de la belleza.

3. Otros como Joseph McCabe señalan la existencia de diferentes tipos de maldad y fealdad para tratar de invalidar el argumento de la belleza.

Como siempre tales argumentos ateístas ignoran la teología básica cristiana de que todo lo que Dios creó era bueno, perfecto y hermoso. Fue el pecado del hombre que hizo que todo se corrompiera, incluyendo la belleza de los seres humanos y el resto de la creación (Genesis 3 y Romanos 8:20-23). Sin embargo, aunque todavía se puede comtemplar la belleza en la vida y el universo, también puede ser cultivado o distorcionado pues en un mundo caido Podemos perder nuestro gusto por la belleza y hasta desarrollar un gusto por lo horrible. A pesar de esto, la belleza es en sí mismo, una cuestión de verdad objetiva. La presencia de la belleza esta en el cuerpo humano y en el arte aunque haya algunos que no sea lo suficiente sensitivo para persibirlos. La manera que experimentamos la belleza muestra esto. Nos impresiona algo hermoso y reaccionamos espontáneamente con expresiones de sorpresa, gratitud, maravilla, reverencia y apreciación. Estas reacciones muestran que tales atributos no son bellos solo porque pensamos que lo son sino porque tiene belleza, independientemente de lo que pensamos (Eclesiastes 3:11).

En otras palabras, la belleza humana es objetiva y biológica porque el hombre fue maravillosamete creado (Salmo 139:14), no formado de un proceso ciego evolutivo al azar y hecho un poco menor que los ángeles, no un poco mayor que las bestias (Salmo 8:5). La misma habilidad del hombre de comunicarse y de expresar sus emociones muestran que fue hecho a la imagen de Dios, no a la imagen de los simios (Génesis 1:27). En fin, así como la moral es objetiva y está basado en la naturaleza de un Dios moral, la belleza también es objetiva y está basado en la naturaleza de un Dios de suprema belleza (Salmo 27:4 y Salmo 50:2) por lo que nuestro deseo por la belleza también es una expresión de nuestra necesidad humana por Dios, saludos. 

Fuentes:

La Ciudad de Dios y Las Confesiones de Agustin de Hipona

“The Existence of God” y “Is There a God?” del filósofo británico de la Universidad de Oxford, Richard Swinburne

Historia de la Belleza (2004), Umberto Eco, filósofo italiano, crítico literario y novelista

Ateísmo y el problema de la belleza, Joe Heschmeyer

Transpositions and Other Address, C.S. Lewis

Doce Maneras para Conocer a Dios, Dr Peter Kreeft

“Searching for Adam”, Terry Mortenson, Ph.D.


¿Es la fe cristiana una creencia ciega y sin evidencias?

No. Asumir que nuestra fe significa una creencia ciega sin evidencia y que por ende no se puede estar seguro de la existencia del Dios cristiano es cometer una falacia de hombre de paja. Primero porque la fe (en latín fides) simplemente significa confianza la cual tomamos también otras palabras como confidencia, fiar, fiel, fehaciente, etc Por tanto la fe en sí misma no tiene nada de malo puesto que todos tenemos fe en algo o alguien. Todo depende del objeto donde uno ponga uno su fe. Es por eso que hay fe que son plausibles, razonables y demostrables (como el Cristianismo) y otras que son risibles, ilógicas y sin evidencias (como el ateísmo).

Segundo, el cristiano cree en el Dios de la Biblia porque experimentó un cambio de vida sobrenatural por lo que no hay mejor evidencia que probar uno mismo la presencia de Dios en forma personal. Es por eso que el Cristianismo no es solo una religión sino también una relación personal con Dios. Pero no solo tenemos esa evidencia interna sino que también tenemos la evidencia externa las cuales también aumentan nuestra fe (confianza) en el Dios de la Biblia como la historia, arqueología, profecías cumplidas, la ciencia y la filosofía las cuales también apoyan el Cristianismo.

De hecho, por varios siglos muchos grandes pensadores, filósofos y apologistas cristianos (como Descartes, Pascal, Agustín, Tomas de Aquino, C.S. Lewis, William Lane Craig y muchos otros) han presentado varios argumentos para demostrar que la fe cristiana es una fe razonable y verdadera. Hasta el mismo Jesús le dijo a sus discípulos que creyeran que Él era el Hijo de Dios no solo por lo que decía (como cuando refutaba los débiles argumentos de sus opositores) sino también por las obras (milagros) que hacia (Juan 10:37,38). De hecho, cuando Jesús fue crucificado, sus discípulos se desanimaron y dejaron de identificarse con su ministerio pensando que “Dios estaba muerto” (como diría Nietzsche). Sin embargo resucitó al tercer día y no solo sus discípulos lo vieron sino que muchos otros también fueron testigos de su resurrección. Desde entonces todos los discípulos (excepto Juan) sufrieron martirio por estas grandes verdades de las cuales fueron testigos oculares (2 Pedro 1:16-18; 1 Corintios 15:1-8). Sin olvidar que el apóstol Pablo fue el que más perseguía a la iglesia porque no creía en el Cristianismo pero al ver al Cristo resucitado se convirtió después en su más grande defensor. Tampoco olvidemos al médico Lucas y Tomas (algunos lo llaman el científico del grupo) ya que antes de creer, exigió ver y tocar el cuerpo del Cristo resucitado lo cual una vez hecho quedó convencido (Hechos 1:1-3 y Juan 20:25-29).

Es por eso que Pablo dijo “Por cuya causa asimismo padezco estas cosas; mas no me avergüenzo; porque yo sé a quien he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.” (2 Timoteo 1:12). En otras palabras, el creyente no tiene inseguridad porque tiene la evidencia interna y externa de que su Dios es real. Es por eso que en Hebreos 1:1-3 también define la verdadera fe bíblica y cristiana con dos palabras: sustentación o certeza (hupostasis) y “evidencia” (elegchos) que significa convicción. Por tanto, redefinir la fe cristiana como una creencia ciega y sin evidencias es mostrar deshonestidad (falacia de hombre de paja) o ignorancia en cuanto a lo que la teología cristiana se refiere. En cambio, a pesar de que el ateísmo es mucho más antiguo que el Cristianismo aún no ha podido ser capaz de demostrar con argumentos sólidos y mucho menos evidencias la afirmación de que no hay Dios. Hasta los mismos defensores del ateísmo como Richard Dawkins, Bertrand Russell, Stephen Hawking y Carl Sagan así lo han admitido.

En fin, ninguna fe en todo el mundo tienen más sustento y apologética que la fe cristiana. La evidencia de todo el cristianismo es apabullante. Aunque hay muchas personas que dicen ser cristianas y no tienen conocimiento de las evidencias de la fe cristiana, ni han llegado a hallar respuesta a muchas preguntas, la verdad es que muchos cristianos sí saben por qué creen lo que creen, saludos.

https://www.youtube.com/watch?v=4NzFr4lM-lc

https://www.facebook.com/cirexunmasked/videos/g.628156817277945/1005980006171573/?type=2&theater&ifg=1


Argumento Ontológico

El argumento ontológico es un argumento basado, no en la observación del mundo (como la cosmología y los argumentos teológicos) sino más bien empleando únicamente la razón. Específicamente, el argumento ontológico razona a partir del estudio del ser (ontología). La primera y más popular forma de este argumento se inicia desde San Anselmo en el siglo XI d.C. Él comienza con la declaración de que el concepto de Dios es “un ser tal, que nada mayor puede ser concebido.” Puesto que la existencia es posible, y la existencia es más grande que la no existencia, entonces Dios debe existir (si Dios no existiera, entonces podría concebirse un ser mayor, pero eso es auto-excluyente – no puedes tener algo más grande, que aquel del que ¡nada mayor puede ser concebido!). Por tanto, Dios debe existir. Descartes hizo algo muy parecido, solo que comenzó por la idea de un ser perfecto.

Este argumento lo entiendo, pero no se como defender premisa c de manera concreta y sólida, aunque es muy posible. Diría que “si un ser supremamente grandioso existe en un mundo posible, existe en todo mundo posible en tanto que puede hacer que si existe en un mundo posible haga que exista en todo mundo posible, por ser supremamente grandioso.” Incluso si esto no es necesario, se concluye de las otra premisas que Dios existe en un mundo posible.

a. Es posible que exista un ser supremamente grandioso.

b. Si es posible que exista un ser supremamente grandioso, entonces existe un ser supremamente grandioso en algún mundo posible.

c. Si existe un ser supremamente grandioso en algún mundo posible, entonces existe en todo mundo que es posible de existir.

d. Si existe un ser supremamente grandioso en todo mundo posible, entonces existe en el mundo real.

e. Si existe un ser supremamente grandioso en el mundo real, entonces existe tal ser supremamente grandioso.

f. Por tanto, un ser supremamente grandioso existe.

Ser supremamente grandioso = Dios por definición.

http://www.reasonablefaith.org/site/News2?page=NewsArticle&id=6831