¿Creyente por miedo a Dios y la muerte?

“La religión se basa, principalmente en el miedo…miedo a lo misterioso, miedo a la derrota, el miedo a la muerte” – Bertrand Russell, filósofo agnóstico

¿No será al reves? Por alguna razón, el famoso militar francés, el general Napoleón Bonaparte, decía que “Todo el que le teme a la muerte, es un ateo de corazón” y el filósofo romano, Séneca, añade que, “La fe en Dios ha sido sembrada en el corazón de todos los hombres. Mienten aquellos que dicen que no creen en la existencia de Dios, pues de noche y cuando están solos dudan.” Además de que también hemos escuchado el dicho “Ateos hasta que el avión comienza a caer” por lo que suena irónico o hipócrita que los ateos militantes acusen a los creyentes de miedosos cuando históricamente son ellos los que tienen fama de ser gente cobarde. ¿Proyección psicológica? No hay otra razón.

De todas formas, tampoco sabemos de cuál religión está hablando Russell pues no es específico en su frase. A menos que este cometiendo la falacia de generalización apresurada pues no todas las religiones son iguales. Sin olvidar que también comete la falacia genética pues una persona puede tener una creencia por diferentes razones pero eso no demuestra que la creencia en sí es falsa. El cristianismo por ejemplo no se basa en el miedo sino en la verdad. Además, el cristiano no obedece a Dios por miedo de ir al infierno (eso es una falacia de hombre de paja) sino porque ama a Dios y porque quiere agradarle por haberlo salvado del infierno.  Como está escrito, “ya no hay condenación para los que están en Cristo Jesús” (Vea Romanos 8:1; 1 Juan 4:18; Isaías 41:10; 2 Timoteo 1:7; Salmo 4:8; 23:4 y 56:11). De hecho, la frase “No temas” aparece en la Biblia 365 veces como un recordatorio diario de Dios para vivir confiando en Él. En cambio, los que en realidad deberían tener miedo son los que no tienen a Dios en su vida y si no lo tienen ahora, lo tendrán cuando estén en el infierno de terror.

Además, todos tenemos miedo a la muerte. La única diferencia es que los cristianos tenemos menos temor que los ateos puesto que sabemos que después de la muerte nos espera la gloria. Mientras que el ateo tiene miedo porque cree que es la única vida que tiene o porque sabe que después de la muerte podría esperarle el infierno eterno. En fin, el miedo es simplemente algo que científicamente está en nuestro ADN como una respuesta natural ante el peligro y porque originalmente fuimos hechos para vivir para siempre (Eclesiastés 3:11). Ahora si los ateos militantes no tienen miedo a la muerte entonces como dice el apologista cristiano, Ravi Zacharias, ¿por qué no se van a los países islámicos como Arabia Saudita a blasfemar en público? ¿Por qué lo hacen en sociedades donde predomina el Cristianismo o solo detrás de un teclado? La respuesta es obvia. Tal parece que es el ateísmo la que se basa en el miedo ¿A cuál miedo? “Los hombres desprecian la religión; la odian, y tiene miedo de que sea verdad.” – Blaise Pascal, filósofo y científico cristiano

Vea https://www.youtube.com/watch?v=51rR4aC9aMg