Refutando a Bertrand Russell

“Imaginen que hay una tetera orbitando alrededor de la tierra. No tengo evidencia contra eso. Pero entonces ¿esa falta de evidencia demuestra que hay una tetera orbitando alrededor de la Tierra? Creo que eso suena como cosa de locos.” – Richard Dawkins y Lewis Wolpert, usando la analogía de la tetera del filósofo y ganador de Premio Nobel en literatura, Bertrand Russell ,en debate con William Lane Craig

 https://es.wikipedia.org/wiki/Tetera_de_Russell

La respuesta a la llamada tetera de Russell es muy fácil ya que primero se debe demostrar que dicha tetera no existe o no es posible que exista. Luego de hacer esto, podemos demostrar que se trata de una falsa analogía. Así que empecemos diciendo que los mismos ateos o agnósticos hacen improbable su existencia. Por ejemplo, es imposible que haya una tetera de porcelana orbitando alrededor del sol como dice Dawkins porque el sol está muy lejos como para lanzar una tetera a ese lugar y si aún tuviéramos la tecnología para hacerlo el tetero se incineraría por estar tan cerca del calor del sol por lo que podríamos decir confiadamente: No, no existe una tetera de porcelana orbitando alrededor del sol.

http://www.quo.es/ciencia/a-que-distancia-del-sol-podriamos-acercarnos

Otros ateos dicen que no se encuentra orbitando alrededor del sol sino de la tierra. Sin embargo, si ese fuera el caso, entonces sería fácil detectar la existencia o inexistencia de la tetera con simplemente usar los telescopios modernos como la de Hubble. Además, como dice el filósofo y apologista William L. Craig, “Creo que sabemos que no existe porque no fue puesto allí por los astronautas rusos o norteamericanos y sabemos que la materia en el universo no se auto-organiza en forma de tetera. Así que, en realidad, tenemos una gran cantidad de evidencias de que la tetera de Russell no existe y puesto que nuestra discusión está limitada a los casos que se infieren la no existencia de algo simplemente sobre la base de la ausencia de evidencia de ello, el ejemplo es irrelevante.” En otras palabras, sabemos que las leyes de la física por sí solas no arman objetos en forma de tetera, ollas, sandalias, sombreros, etc.

https://es.wikipedia.org/wiki/Telescopio_espacial_Hubble

Los que siguen usando la teoría de la tetera de Russell simplemente ignoran que la ausencia de prueba tampoco es prueba de ausencia. Asumir tal cosa es apelar a la ignorancia. Sin olvidar que a diferencia del tetero de Russell podemos ver las marcas de diseño en todo el universo y la vida misma con el uso de telescopios, microscopio o a simple vista para probar la existencia de Dios. Dios como entidad personal se refleja en su creatividad, dando forma y expresión a sus ideas y pensamiento, por eso tiene una cualidad cognoscitiva que no puede tener una simple tetera, y es que no sólo expresa creatividad, también DECIDE cuando expresarla, por eso el origen del universo es un acto de DECISIÓN como lo es también el origen de la vida.

Además, una tetera de porcelana no puede ser la causa (creador) del universo porque es materia y por ende visible y parte del universo lo que hace que la comparación también sea inválida. En cambio, Dios es un ser invisible que es atemporal fuera del universo y temporal dentro del universo. Recordemos que invisible no es lo mismo a inexistente (falacia non sequiter). Por tal razón se podría encontrar una tetera en el espacio usando los telescopios modernos pero no se podría ver o encontrar a Dios no solo porque es ser invisible sino porque así como no puedes ver a un pintor dentro de su pintura así tampoco puedes ver al Creador en su creación. Solo puedes ver las marcas de su diseño. La pintura es prueba de la existencia de un pintor lo hayas visto o no. Lo mismo se puede decir de Dios y el universo.

En fin, la tetera de Russell es una de las tantas patéticas y falsas analogías que usan los nuevos ateos contra el teísmo. No solo porque se inventan un cuento que ni ellos mismos creen para luego llamarlo un argumento en contra de la existencia de Dios sino porque comparan una figura espiritual, filosófica y teológica con un simple objeto físico de cocina (elemental falacia de categoría). Es como si dijeran, “No hay una tetera en el espacio, por ende Dios no existe, jake mate creyentes”

“La mayoría de la gente cree en Dios porque se le ha enseñado a creer desde su infancia, y esa es la razón principal”

Este viejo argumento es muy repetido por los nuevos ateos como Richard Dawkins. Sin embargo, dicha frase de Russell no es solo un buen ejemplo de la falacia genética (tratar de invalidar una posición o creencia de una persona mostrando cómo se originó, o las circunstancias de cómo llegó a creerlo, es lógicamente falaz e irrelevante) sino que también es falso. Algunos ateos dicen no necesitar a Dios y hasta llegan al extremo de decir que los bebés son ateos. Sigmund Freud incluso consideró el deseo de creer en Dios una ilusión. Pero si todos nacemos ateos entonces ¿por qué algunos antireligiosos tratan de volver a sus hijos en ateos con campamentos, ropa, libros y hasta en escuelas de países de ateísmo de estado? Además, ¿qué ganan con decir que en la etapa más ignorante de sus vidas eran ateos? ¿Acaso creen que eso les dará más credibilidad a su ateísmo? La realidad es que nadie nace ateo porque un ateo es aquel que cree que no hay Dios o que niega su existencia cosa que un bebé no puede hacer porque no tiene la suficiente madurez para entender teología. Es por eso que cuando un niño muere en su infancia va al cielo porque no sabe diferenciar entre el bien y el mal y por ende es inocente de sus acciones (Deuteronomio 1:39 y Isaías 7:16).

https://evangelio.wordpress.com/2012/07/25/qu-pasa-con-los-nios-que-mueren-el-antiguo-testamento-responde/

De hecho, hasta un niño sabe que hay un Dios y la ciencia moderna ya ha comprobado lo que grandes pensadores y filósofos del pasado como Aristóteles, Platón, Agustín de Hipona, Tomás de Aquino, Emmanuel Kant, Hegel y otros han afirmado, de que “Todo hombre es religioso por naturaleza.” Varios estudios psicológicos realizados por la Dra Olivera Petrovich de Oxford, Justin L Barret, PH. D, Avid Carlsson, Premio Nobel en Medicina y otros investigadores académicos han demostrado que los bebés NO nacen ateos, sino que tienden a creer naturalmente en algún tipo de Creador transcendental a medida que crecen y no por adoctrinamiento. Aun si sus padres no les hablaran de Dios y religión. Helen Keller y Akiane Kramarik son ejemplos de ello. El gran filósofo alemán, Emmanuel Kant, ha defendido en numerosas ocasiones esta misma tesis, principalmente en su obra capital titulada: “Critica de la razón pura” donde afirma que la Metafísica es connatural al hombre de modo que mientras haya seres humanos habrá metafísica, de modo que según él “Siempre ha habido y seguirá habiendo en el mundo alguna metafísica.” Kant también sostiene que: “Desde que la razón humana piensa, o mejor, reflexiona, no ha podido prescindir de una metafísica…La idea de esa ciencia es tan antigua como nuestra razón.” (KRV.; A 842/ B XXXI., 870).

En la actualidad la afirmación de que el conocimiento metafísico es algo consubstancial a la naturaleza humana ha sido sostenida por pensadores tan dispares como Martin Heidegger o Calude Levi-Strauss. En efecto, para el filósofo alemán: “La metafísica es algo real como disposición natural en todos los hombres (…) La metafísica pertenece a la naturaleza del hombre y coexiste de hecho con él.” (Heidegger, Martin: Kant y el problema de la metafísica; pp.11-12). En otras palabras, es ilógico hablar de un mundo sin religión ya que el ser humano en cuanto a tal, exigido por su propia naturaleza, siempre tendrá presentes las cuestiones metafísicas, de modo que resulta inútil fingir indiferencia frente a ellas. La indiferencia total frente a los problemas metafísicos más relevantes le es imposible al hombre por tratarse de algo antinatural. Como admitió el mismo filósofo Camus, “Nada puede desalentar el ansia de divinidad que hay en el corazón del hombre”. Claro, a menos que sean sometidos a un lavado o manipulación cerebral (adoctrinamiento) para creer lo contrario (ateísmo). Aunque según estudios realizados en el 2012 en la universidad de Georgetown señalan que sólo el 30% de los niños que crecen en hogares ateos permanecieron ateos cuando llegaron adultos. Otro estudio hecho por la General Social Survey of Social Science Research Organization NORC en la universidad de Chicago también encontró que la creencia en Dios aumenta con la edad.

http://www.conservapedia.com/Atheism_has_a_lower_retention_rate_compared_to_other_worldviews

Esto se debe a dos razones principales: La primera es porque así como concluyen que alguien hizo una casita de Legos así también concluyen que Alguien sobrenatural hizo este mundo lleno de complejidad, orden y diseño (Vea Romanos 1:19-20). La segunda es porque todo ser humano tiene un conocimiento innato de su existencia y una consciencia que es como una voz interna moral que nos dice lo bueno y lo malo (Romanos 2:14-16). Obviamente esa ley natural escrita en nuestros corazones demanda y exige un Legislador o dador de esa ley por lo que tanto la creación como nuestra propia consciencia testifican sobre un Dios Creador (Jeremías 31:33-34). En otras palabras, creer en un Dios es algo normal y natural. Esto explica porque la gran mayoría de la población mundial son creyentes. ¿Pero y qué hay de ese pequeño grupo extremadamente minoritario que sostienen lo contrario? Según los expertos puede haber varias razones para negar a Dios que podrían ser emocionales, psicológicos, inmoralidad y algunos expertos hasta asocian el ateísmo con el autismo ya que según los estudios mencionamos es antinatural y anormal.

De hecho, otros psicólogos como Marjuana Linderman también han demostrado que el ateísmo es solo algo emocional (Vea The International Journal for the Psychology of Religion). Hasta el mismo científico ateo, Graham Lawton, admite que “…el ateísmo es psicológicamente imposible por la forma que el ser humano opera” en un artículo de la “New Scientist por lo que aquellos que dicen serlo solo se autoengañan asimismos y contradicen la ciencia. Por tanto, si los humanos sienten una necesidad por él, hay una buena evidencia de la existencia de Dios. Es por eso que la Biblia dice que un ateo es un necio (tonto) que solo trata de suprimir la verdad porque ama más su pecado que a Dios. Simplemente lo niega y trata de justificar su rebeldía porque no le conviene que exista por lo que prefiere aferrarse a la falsa esperanza de que no tendrá que rendirle cuentas a nadie por sus pecados (Romanos 1:18 y 2 Tesalonicenses 2:11-12).

En fin, muchos ateos se ofenden con esta realidad diciendo que Bertrand Russell no puede estar equivocado porque es un gran hombre intelectual. Sin embargo, con esta afirmación no solo apelan a la falacia de autoridad sino que ignoran que la frase de Russell está basado en su propia opinión personal mientras que las declaraciones de los científicos como la Dra Olivera Petrovich de Oxford, Justin L Barret, PH. D, Avid Carlsson, Premio Nobel en Medicina y otros investigadores académicos están basados en evidencias. Por tanto, con esto podemos decir que no creemos en Dios por tradición sino por convicción y porque como cristianos hemos experimentado a primera mano Su benignidad y misericordia. Creo en Dios, no porque mis padres me lo contaron, ni porque una iglesia me lo dijo sino “por intuición, la observación, la lógica y también el conocimiento científico.” – Charles Hard Townes, físico y profesor estadounidense, laureado con el premio Nobel de Física. Los niños simplemente no nacen, ni se hacen ateos hasta que alguien les empieza a contar mentiras (ateísmo), saludos.

“Los niños nacen preparados para ver a Dios en su trabajo diario y a su alrededor, no necesitan ser adoctrinados para creer en Él…la religión viene casi tan naturalmente a nosotros como la lengua.” – Justin L. Barret, profesor de psicología, director del Centro de Antropología y Mente de Oxford e Instituto de Antropología cognitiva y evolutiva

“El problema con el mundo es que los estúpidos están seguros de todo y los inteligentes están llenos de dudas”

Respuesta: ¿Estas seguro de lo que dices Russell?

1. Si dices que sí, entonces te estás diciendo tú mismo “estúpido”

2. Si dices que no, ¿por qué habría de creer lo que dices? ¿Se tomará en serio las palabras de una persona que no está segura de sus propias convicciones?

Esto no nos sorprendería pues las frases de este famoso filósofo son muy fáciles de refutar y admitió ser agnóstico porque no existen argumentos a favor del ateísmo (Collected Papers, Vol. 11, p.91). Por algo dijo que “no moriría por mis creencias porque podría estar equivocado”.

Por cierto, según estudios, los creyentes tienden a ser más inteligente que los ateos. No al reves.

¿Religiosos son menos inteligentes que los ateos?

 “El universo simplemente está ahí, eso es todo”

“Si todo tiene una causa, entonces Dios debe tener una causa. Si puede haber algo sin causa, tanto podría ser el mundo como Dios, así que ese argumento no tiene validez”

Russell está en lo correcto cuando dice que solo hay dos posibilidades para una Primera Causa Incausada, Dios o el universo. Hasta el filósofo Aristóteles entendía esto. Sin embargo, lo primero que uno nota en sus frases y en otros ateos es que tienen problemas en creer en un Dios eterno pero por siglos tanto ateos como paganos nunca tuvieron problemas en creer en un universo eterno. Sin embargo, las evidencias tanto filosóficas como científicas apuntan a que el universo tuvo un principio (la ley de causa y efecto, la teoría del Big Bang, la expansión del universo, la relatividad de Einstein, etc). Por tanto, el universo no está simplemente ahí porque sí sino porque tuvo una Primera Causa Incausada (Dios). Esto confirma la primera gran verdad registrada en la Biblia de que el universo tuvo un comienzo (Génesis 1:1).

Es por eso que la primera premisa del argumento cosmológico del Kalam NO dice, “Todo lo que existe tiene una causa” sino “Todo lo que empieza a existir” lo cual excluye el eterno Dios puesto que siempre ha existido.

http://elherejeortodoxo.com/index.php/2014-05-17-14-17-15/filosofia/88-es-eterna-la-materia-la-imposibilidad-filosofica-de-la-eternidad-de-la-materia

¿Si todo tiene un Creador entonces ¿quién creó a Dios?

En primer lugar esta pregunta sin sentido da entender que el ateo no sabe de teología cristiana o que simplemente está haciendo una pregunta falaz al asumir que Dios fue creado o que salió de la nada cuando eso NO es lo que creemos los cristianos. Dios no tuvo una causa porque siempre ha existido. Por tanto preguntar quién creo a Dios es como preguntar ¿qué causó lo incausado?  Segundo, dicha pregunta es un insulto a la lógica y la razón porque si decimos que ese Dios fue creado por otro Dios entonces tendríamos que preguntarnos quién creó a ese otro Dios y así sucesivamente hasta perdernos en un infinito pasado lo cual por ende no obtendríamos la respuesta o una conclusión final.

Por tanto, la mejor explicación razonable es que Dios es un Dios eterno y la Primera Causa Incausada y eso es lo que verdaderamente enseña el Cristianismo. En conclusión, ¿quién creó a Dios? Nadie, ya que un Ser que siempre ha sido (eterno) no necesita ser creado.

¿De dónde viene Dios?

Dedícale dos minutos a esta tremenda respuesta.

Posted by Cadadiamag on Monday, January 9, 2017

“La religión se basa, principalmente en el miedo…miedo a lo misterioso, miedo a la derrota, el miedo a la muerte”

¿No será al reves? Por alguna razón, el famoso militar francés, el general Napoleón Bonaparte, decía que “Todo el que le teme a la muerte, es un ateo de corazón” y el filósofo romano, Séneca, añade que, “La fe en Dios ha sido sembrada en el corazón de todos los hombres. Mienten aquellos que dicen que no creen en la existencia de Dios, pues de noche y cuando están solos dudan.” Además de que también hemos escuchado el dicho “Ateos hasta que el avión comienza a caer” por lo que suena irónico o hipócrita que acusen a otros de miedosos cuando históricamente son ellos los que tienen fama de ser gente cobarde. ¿Proyección psicológica? No hay otra razón.

De todas formas, tampoco sabemos de cuál religión está hablando Russell pues no es específico en su frase. A menos que este cometiendo la falacia de generalización apresurada pues no todas las religiones son iguales. Sin olvidar que también comete la falacia genética pues una persona puede tener una creencia por diferentes razones pero eso no demuestra que la creencia en sí es falsa. El cristianismo por ejemplo no se basa en el miedo sino en la verdad. Además, el cristiano no obedece a Dios por miedo de ir al infierno (eso es una falacia de hombre de paja) sino porque ama a Dios y porque quiere agradarle por haberlo salvado del infierno.  Como está escrito, “ya no hay condenación para los que están en Cristo Jesús” (Vea Romanos 8:1; 1 Juan 4:18; Isaías 41:10; 2 Timoteo 1:7; Salmo 4:8; 23:4 y 56:11). De hecho, la frase “No temas” aparece en la Biblia 365 veces como un recordatorio diario de Dios para vivir confiando en Él. En cambio, los que en realidad deberían tener miedo son los que no tienen a Dios en su vida y si no lo tienen ahora, lo tendrán cuando estén en el infierno.

Además, todos tenemos miedo a la muerte. La única diferencia es que los cristianos tenemos menos temor que los ateos puesto que sabemos que después de la muerte nos espera la gloria. Mientras que el ateo tiene miedo porque cree que es la única vida que tiene o porque sabe que después de la muerte podría esperarle el infierno eterno. En fin, el miedo es simplemente algo que científicamente está en nuestro ADN como una respuesta natural ante el peligro y porque originalmente fuimos hechos para vivir para siempre (Eclesiastés 3:11). Ahora si los ateos militantes no tienen miedo a la muerte entonces como dice el apologista cristiano, Ravi Zacharias, ¿por qué no se van a los países islámicos como Arabia Saudita a blasfemar en público? ¿Por qué lo hacen en sociedades donde predomina el Cristianismo o solo detrás de un teclado? La respuesta es obvia. Tal parece que es el ateísmo la que se basa en el miedo ¿A cuál miedo? “Los hombres desprecian la religión; la odian, y tiene miedo de que sea verdad.” – Blaise Pascal, filósofo y científico cristiano

Vea https://www.youtube.com/watch?v=51rR4aC9aMg

¿Es la existencia un predicado (propiedad)? 

Esta es una de las principales objeciónes al argumento ontológico modal, que puedes consultarlo aquí: https://www.facebook.com/thinkthankcristianos/photos/a.250379675474409.1073741829.242409109604799/250712638774446/?type=3  Una objeción muy común, pero inefectiva en contra del argumento ontológico.

Immanuel Kant realizó una serie de objeciones al argumento ontológico cartesiano y de San Anselmo, una de ellas fue particularmente bien recibida. De acuerdo con Kant, el argumento ontológico falla porque esta basada en una sola, pero fallida, asunción. La asunción de que la existencia es un predicado, ya que los predicados son palabras para describir las propiedades de los seres, considere la siguiente “Juan es calvo” la frase “es calvo” se refiere a una propiedad de Juan. Según Kant el argumento ontológico trata a la existencia como un predicado, es decir “Dios existe”. La frase “existe” no es comparable con ningun otro predicado ordinario como el de “es calvo”. No necesitamos decir “Juan es calvo y el existe” porque el predicado implica la existencia del poseedor. No tendría sentido decir que “Juan es calvo y el no existe”. Esta observación muestra que la existencia no es una propiedad o un predicado, por lo tanto el argumento ontológico falla.

Russell unos 120 años después de Kant realiza una crítica similar al argumento, pero más enfocado a la estructura del lenguaje y la estructura lógica. De la misma manera Russell concluye que “Existir” no es comparable con “Leer” o “Comer” la frase “es existente” no es comparable con “es alto” o “es delgado”.

Entonces ¿Esta objeción demuestra que el argumento ontológico falla?

No es así, aunque Russell estaba de acuerdo con Kant, sobre que la existencia no es un predicado, ya entrado en sus setenta años escribió:

“Es más fácil sentirse convencido de que [el argumento ontológico] debe ser falaz de lo que es descubrir precisamente dónde está la falacia”

Esta refutación se basa en dos condiciones, (1) La existencia no es un predicado, y; (2) El argumento ontológico presupone la existencia como un predicado. Sin embargo ambas son controversiales, algunos filósofos como Colin McGinn y Barry Miller piensan que la existencia puede ser un predicado al menos en ciertos contextos, por ejemplo, cuando la existencia sea una propiedad que caracteriza al poseedor. Lo que sugiere que para rescatar la crítica de Kant al argumento, primero debería resolver cuestiones específicas concernientes a la existencia dentro de la filosofía del lenguaje, algo muy difícil de lograr. Aun así, aceptando que la existencia no es un predicado se tiene un problema en (2), ya que no existe dentro del argumento ontológico una premisa que diga explícitamente que la existencia es un predicado, por lo que solo seria de alguna manera implicita, Aquí el argumento de Anselmo parece permanecer intacto incluso si suponemos que la existencia no es un predicado. Porque parece tener sentido decir que el ser en cuestión, si existe, es mayor que si no lo hiciera. Y podemos y hacemos comúnmente esta comparación entre lo que existe y lo que no (por ejemplo, “es mejor que exista una hermosa flor a que no exista nada).

La disputa sobre si la existencia es un predicado puede incluso ser irrelevante para la fuerza del argumento ontológico. Esto se debe a que incluso si la existencia no es un predicado, la existencia necesaria, como se maneja en la versión del argumento ontológico modal, parece ser un predicado. La existencia necesaria es existencia en todos los mundos posibles. Esto claramente parece ser una propiedad porque una propiedad es, por definición, un atributo que caracteriza a su poseedor. La existencia necesaria ciertamente parece ser un atributo que caracteriza la singularidad de Dios; es una propiedad que muchos, si no la mayoría, otros seres existentes no tienen. Según Norman Malcolm, la suposición de que la existencia necesaria, más que la simple existencia, es un predicado es, de hecho, lo que Anselmo dice en su versión del argumento. Anselmo dice, “si eso, que sea el más grande que puede concebirse, no existe, no es aquello que es lo más grande concebible “. Malcolm interpreta esto como diciendo que la imposibilidad lógica de la no existencia es una perfección, lo que equivale a decir que la existencia necesaria es una perfección.

Conclusión: Muchos piensan que la crítica de Kant sobre el argumento ontológico tiene éxito, pero como hemos visto, no es una crítica muy fácil de defender.

“Si hubiera un Dios, pienso que sería muy improbable que fuera tan vanidoso de sentirse ofendido por aquellos que dudan de su existencia”

A ver, este don se pasó prácticamente toda su vida cuestionando la existencia de Dios para luego morir a los 97 años sin poder demostrar que no hay Dios. Por tanto, creo que la vida misma de Russell demuestra que Dios es “lento para la ira” y “paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.” (Salmo 103:8; 2 Pedro 3:9). Además, como dice el apologista cristiano, Frank Turek, ” Dios es nuestro Creador y quiere que tengamos una relación espiritual y personal con Él. No para Su beneficio sino para el nuestro. Dios no nos necesita, por ende, si quiere nuestra comunión es porque quiere lo mejor para nosotros y Dios mismo es lo mejor para nosotros. La gente puede blasfemar a Dios todo el día y no lo van a ofender o pueden amarlo y alabarlo todo el día y tampoco lo van a ayudar con eso. ¿Por qué? Porque siempre existirá aunque lo neguemos o lo aceptemos.” Simplemente fuimos creados para Él y es por eso que el hombre es por naturaleza un ser religioso pues solo Dios puede llenar nuestro vacío espiritual (Salmo 42:1,2).

De hecho, esto es algo que el mismo Russell reconoció cuando dijo, “Nadie puede llenar el corazón humano, si no es la intensidad más alta del tipo de amor que predicaron los maestros religiosos” (Extracto de su autobiografía). Es interesante saber que el padre intelectual de Richard Dawkins, Sam Harris y otros ateos parece ser Bertrand Russell. Sin embargo, lo tendríamos difícil si quisiéramos encontrar una cita de Dawkins que se pareciera remotamente a esta”. De hecho, estas palabras de Russell suenan muy parecido a las palabras de filósofos cristianos como Blaise Pascal, quien también afirmaba, “En el corazón de todo hombre existe un vacío que tiene la forma de Dios. Este vacío no puede ser llenado por ninguna cosa creada. Él puede ser llenado únicamente por Dios, hecho conocido mediante Cristo Jesús.” Agustín de Hipona, otro gran filósofo, también declaraba que,  “Dios nos hizo para Él, y nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en Él.” Quién sabe, quizás al igual que Camus, Russell también se reconcilió con Dios al final de sus días. Como escribió su hija creyente, Katharine Tait, en su obra “Mi Padre, Bertrand Russell”, dijo que su vida, “fue una búsqueda de Dios…En algún lugar, en el fondo de la mente de mi padre, en la profundidad de su alma, había un hueco que había sido llenado por Dios, y nunca encontró otra cosa que ocupara su lugar, tenía el sentimiento de no tener lugar en este mundo.” (My Father—Bertrand Russell, by Katharine Tait).

https://www.christiancourier.com/articles/1268-atheists-daughter-an

http://frasesdedios.blogspot.com/2013/09/las-verdaderas-razones-de-bertrand.html

 

Para más respuestas al escrito de Russell “Porqué no soy cristiano” recomiendo el libro de John Stott “Porqué soy cristiano”, saludos

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *