¿Dragones o dinosaurios?

 
Los ateos militantes dicen que la Biblia no habla de dinosaurios y que por ende no se debe confiar en ella y mucho menos como un libro científico.
 
Tales ignorantes olvidan o saben que la Biblia fue traducida siglos antes de que la palabra “dinosaurios” apareciera. La Biblia en español fue traducida completamente por primera vez en 1569 y la inglesa en 1611 mientras que la palabra “dinosaurios” fue inventada en 1841. En otras palabras, hay más de 230 años de diferencia por lo que es obvio que la palabra no aparece en la Biblia porque no existía cuando fue traducida. Por tanto, buscar la palabra “dinosaurio” en la Biblia es como si se tratara de buscar la palabra “Facebook” en la Biblia. Sin embargo, los escritores de la Biblia sí usaron la palabra “dragones” para referirse a los dinosaurios al igual que Behemot y Leviatán, entre otros nombres (Números 21:6; Deuteronomio 8:15; Salmo 91:13; Isaías 27:1; 14:29 y 30:6). De hecho, antes del 1910 nadie creía que los dragones eran algo mitológico (Vea por ejemplo La Enciclopedia Británica, 11th ed., 1910 de Walter Alison Phillis y el New Century Dictionary, 1948, p.456). También hay varias leyendas de dragones alrededor del mundo como en Europa, Asia y América las cuales son demasiadas para ser pura coincidencia. Sin olvidar que en todas estas antiguas historias (como en las de Marco Polo y Plinio) se hablan de los dragones como si fueran animales reales y no ficticios.
 
Con respecto al Leviatán, aparece descrito en detalle en el capítulo 41 del libro de Job y en el libro de Isaías como un reptil marino parecido al mosauro o el thalattosuchian. Mientras que el Behemot aunque este es un animal que está considerado tradicionalmente como un hipopótamo o un cocodrilo ninguno de ellos encaja con la descripción de Job 40:15-24. Principalmente porque dice que movía su cola “como un cedro” y que “comía hierba como un buey”. El Profesor Roy Mackal, biólogo americano, ha afirmado rotundamente que, en su opinión, Behemot podría ser una especie desconocida del dinosaurio vivo del cuello largo, similar al Diplodocus y al Apatosaurus. Quizás alguien diga, “¿Pero no es el Behemot y el Leviatán en Job seres ficticios en la Biblia?” No, porque en ese mismo contexto y capítulo, Dios habla del león, el asno, los caballos, el águila, el halcón y otros animales reales por lo que el Leviatán y el Behemot deben ser también animales reales, en este caso, dinosaurios. Pero ¿podría un dinosaurio escupir o lanzar fuego por la boca como el Leviatán del libro de Job? Si Dios puede y tiene el poder de crear un insecto como el escarabajo bombardero que dispara un chorro de líquido hirviente a alta presión para defenderse entonces ¿por qué no uno como el Leviatán descrito en Job?
 
Vea aquí para más info https://answersingenesis.org/es/ciencia/monstruos-marinos-más-que-una-leyenda/
 
Pero claro, no falta el evolucionista que diga, “Pero ¿cómo eso puede ser posible si los dinosaurios existieron mucho antes de que el hombre surgiera?” Sin embargo, existen varios dibujos de dinosaurios en piedras, cuevas, artefactos y libros muy antiguos las cuales demuestran que los dinosaurios sí coexistieron con el hombre tal como indica la Biblia. Si no fuera así entonces ¿cómo podrían estos hombres de la antigüedad dibujar lo que según la teoría de la evolución nunca vieron? Sin olvidar que también se ha encontrado fósiles de dinosaurios juntamente con fósiles humanos al igual que células rojas de sangre, proteínas y tejidos de dinosaurios las cuales según las leyes de la química no pudieron haber sobrevivido millones de años. Esto es clara evidencia de que las fechas de los métodos de datación como el carbono 14 que usan los evolucionistas es incorrecta. De hecho, se ha demostrado que el carbono 14 tienen fallas y que aquellos que usan los millones de años de la escala geográfica para interpretar la edad de los huesos de dinosaurios apelan a un razonamiento circular.
 
https://www.youtube.com/watch?v=0-wrBuWLj9s
 
https://www.youtube.com/watch?v=oCaNJpuM2l0
 
https://www.youtube.com/watch?v=s5JZI00ISvY
 
https://answersingenesis.org/geology/radiometric-dating/does-radiometric-dating-prove-the-earth-is-old/?utm_source=facebook-aig&utm_medium=social&utm_campaign=facebook-aig
https://www.youtube.com/watch?v=bmjzE9wHBUU
 
¿Entonces los cristianos creen que hubo dinosaurios en el arca de Noé? ¿Acaso los dinosaurios no eran demasiado grandes para caber en ese barco? Sí hubo dinosaurios en el arca (Genesis 6:20) pero obviamente Noé no buscó los dinosaurios más grandes y adultos sino los más jóvenes y pequeños para poblar la tierra lo cual tendría más sentido. Mientras más pequeño más espacio, menos peso y menos hay que alimentarlos por lo que es lógico pensar que esto fue lo que hizo Noé con los demás animales también. Sin olvidar que el arca era inmensa (Génesis 6:15-16) y según sus cálculos bíblicos tenía la capacidad de 522 vagones de trenes por lo que todos los animales que entraron según su género (no especie o variedad) cabían en el barco. Después de todo y según los fósiles, la mayoría de los dinosaurios eran del tamaño de una oveja y los huevos de dinosaurios del tamaño de una pelota de futbol americano.
 
En cuanto a dinosaurios como el T-Rex y otros dinosaurios carnívoros ¿acaso eso no causaría que se comieran unos a otros dentro del arca de Noé? No, porque todos los animales (incluyendo los dinosaurios) y los humanos eran originalmente vegetarianos antes y durante el Diluvio (Génesis 1:20-30 y 9:3). Por tanto, Noé no tenía que preocuparse en mantener a los leones alejados de las ovejas porque nadie comía carne. Después del Diluvio fue que las cosas cambiaron y tanto las personas como los animales empezaron a ser carnívoros (Génesis 9:1-3). Sin olvidar que muchos animales duermen, hibernan, o se entran en un estado inactivo durante largos períodos de tiempo, tales como el oso.
 
Aunque claro, nunca falta el que también diga, “Pero ¿acaso los dientes afilados en muchos animales no demuestran que son carnívoros por naturaleza?” Sin embargo, la mera presencia de dientes afilados no nos dice cómo se comportaba un animal o necesariamente qué alimentos comía, simplemente nos relatan la clase de dientes que tenía (para la extracción de alimentos, etc.). El hecho de que un animal tenga dientes grandes y afilados no es prueba de que dicho animal fuera carnívoro (falacia non sequitur). Hay muchos animales en la actualidad con dientes afilados que básicamente son vegetarianos. Ha habido hasta leones como Little Tyke y Lea que no comen carne, el panda gigante come bambús, las ardillas y algunos murciélagos comen vegetales y frutas y algunos osos también. La dentadura simplemente no determina siempre la dieta de los animales.
 
Antes del pecado, Dios describió el mundo como: “bueno de gran manera” (Génesis 1:31). Algunas personas no pueden aceptar este concepto de la armonía perfecta por causa de la cadena alimenticia que observan en el mundo actual. Sin embargo, no se puede mirar la condición del mundo que está bajo la maldición del pecado, la muerte resultante y la lucha, para rechazar el relato histórico de Génesis. Todo ha cambiado por causa del pecado. Es por eso que Pablo describe la creación presente como alguien que “gime” (Romanos 8:22). Sin embargo, Dios ha prometido arreglar la tierra como estaba en el huerto del Edén y luego hará cielos nuevos y tierra nueva donde no habrá más sufrimiento y donde los llamados animales salvajes volverán a ser vegetarianos. “Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostara; el becerro y el león y la bestia domestica andarán juntos, y un niño los pastoreará. La vaca y la osa pacerán, sus crías se echaran juntas; y el león como el buey comerá paja.” (Isaías 11:6-7).
https://answersingenesis.org/es/biblia/que-realmente-sucedio-los-dinosaurios/
 
Pero si la Biblia es verdadera entonces ¿qué ocurrió con los dinosaurios? Si los dinosaurios y el hombre coexistieron juntos entonces ¿por qué ya no los vemos? En el caso de los cristianos creacionistas creemos que se extinguieron debido al evento catastrófico del diluvio universal (Génesis 7:21-22),, el cambio de ambiente y porque los hombres empezaron a cazarlos tal como se describe en la mayoría de las antiguas leyendas las cuales terminan con el dragón muerto por el hombre. De hecho, hoy en día tenemos leyes que protegen a los animales que están en peligro de extinción. Sin embargo, estas leyes no existían en tiempos antiguos. Además, si se ha matado a osos por poner en peligro una sociedad no debe sorprender a nadie que lo mismo se hacía con los dinosaurios. No solo por diversión o alimentación. Sin embargo, para los evolucionistas ellos creen que fue un cometa lo que los mató. El problema con esta teoría no comprobada es que si en realidad hubo un cometa que acabó con los dinosaurios entonces ¿por que no acabó también con los demás seres vivos? De hecho, hay otros evolucionistas que tienen otras creencias al respecto. Unos dicen que murieron de hambre, otros dicen que se extinguieron por comer de más y la más tonta de todas es la que dice que murieron de gases Xd, o sea, que se mataron animismos tirándose pedos jajajaja.
 
De hecho, hay evolucionistas que creen que los dinosaurios en realidad no se extinguieron, sino que todavía viven con nosotros pero que evolucionaron en forma de aves. Como “prueba” citan fósiles como el Arquetrix y el Archaeoraptor de la National Geographic. En otras palabras, toman a los dinosaurios para sacarlos de su clasificación que es de reptiles para ponerlos en otro diferente que es la de aves. Sin embargo, el llamado Archaeoraptor no puede ser usado para sostener esta teoría de dinosaurio a ave porque ya fue descartado por la ciencia moderna como algo no válido o hasta como un fraude. Un escáner demostró que ese falso “eslabón pérdido” entre dinosauro y ave era un pequeño carnívoro, el «Microraptor zhaoianus», al que se habían trasplantado partes de un ave, denominada «Yanornis martini». Mientras que el Arquetrix tampoco es un dinosaurio sino un ave.
 
De hecho, hay evolucionistas como el Dr. David Menton que admiten que no existen fósiles de dinosaurios con plumas y que aquellos que creen esto solo enseñan dibujos basados en la imaginación y no verdaderos fósiles que muestren una transición entre dinosaurio y ave. Hasta el evolucionista y experto en aves, el Dr Storrs Olson de “The Smithsonian Institution” y “The Smithsonian National Museum” (museo no creacionista) también escribió 2 cartas a la National Geographic para que dejaran de promover esta fantasía de mitad dinosaurio y mitad ave. Además, no tiene sentido creer que los pequeños brazos de los dinosaurios se hayan convertido mágicamente en alas para volar, principalmente cuando la piel de los reptiles es genéticamente muy diferente al plumaje de las aves por lo que el cambio de plumas a escamas es anatómicamente imposible.
 
El tiempo tampoco es una varita mágica para convertir dinosaurios como el Tiranosaurio Rex en aves como las gallinitas. Científicamente eso es imposible debido a que la genética tiene sus límites y es por eso que es incompatible con la evolución. Como si fuera poco, se ha encontrado fósiles de dinosaurios como el “Theropoda” con huesos de aves en su estómago. Por tanto, ¿cómo es que un Theropoda se haya comido un ave si según los evolucionistas el Theropoda se supone que evolucionara en un ave después?
 
En fin, aun si la Biblia no hablara específicamente de dinosaurios eso no significaría que la Biblia niega su existencia. Asumir tal cosa seria apelar al argumento del silencio (falacia non sequitur). Ningún libro en el mundo habla de todo sobre todo. Todo libro de texto es limitado. De hecho, no todo libro de ciencia o taxonomía habla específicamente de dinosaurios. Sin embargo, eso tampoco significa que sus autores científicos no creen que los dinosaurios existieron. Lo mismo con la Biblia. Además, la Biblia es un libro espiritual que fue escrita con la intención principal de alcanzar “salvación por la fe que es en Cristo Jesús” (2 Timoteo 3:15-17 y Lucas 24:25-27)
.
-Sherlock-